¿Te gustaría saber el «ÚNICO» motivo por el que no alcanzas tus Propósitos de año nuevo?

¡Hola, Soñadora!

Hoy te quiero hablar del “ÚNICO” motivo por el que no consigues alcanzar tus objetivos o propósitos de año nuevo.

Los primeros días de cada año YouTube se llena de vídeos hablándote sobre los motivos por los que no consigues alcanzar tus propósitos de año nuevo, y te ofrecen soluciones para poder alcanzar esos objetivos.

Las estadísticas dicen que sólo el 8% de las personas que se proponen alguna meta de año nuevo, consideran alcanzarlo a final de año. ¿Y esto por qué?  Te voy a decir que sola y exclusivamente hay un motivo por el que tú no consigues alcanzar tus propósitos de año nuevo: No has tomado la firme decisión de lograrlo, así de simple.

Conozco muchísima gente que dicen: “voy a dejar de fumar”, en el año nuevo y a lo largo de todo el año, y que a los días, semanas o dos meses como mucho, vuelven a empezar a fumar. ¿Y eso por qué? Pues porque simplemente no han tomado la decisión de querer dejarlo.

Puede que tu digas: “Yo no he fumado nunca, así que no te puedo decir sí es difícil o no dejar de fumar”, pero conozco personas que han estado muchísimos años fumando, y que cuando han decidido dejar de fumar, no han tenido las mejores condiciones para lograrlo, sin embargo, lo han logrado. ¿Por qué? Porque tomaron la firme decisión en dejar de fumar.

Te voy a contar una historia, en el colegio, yo tenía un compañero regordete y que por esto, todo el mundo se metía con él,  lamentablemente mi compañero pasó una infancia bastante durilla, Sin embargo, al cabo del tiempo, me lo encuentro y le dije: “¡Ostras! No puedes ser tú, ¿de verdad eres tú?” ¡Había perdido muchísimos kilos! Y ¿sabes por qué? Porque había tomado la firme decisión de comenzar a cuidar su alimentación y hacer ejercicios para tener el cuerpo que realmente él quería, para que así, el resto del mundo dejase de etiquetarlo en algo que lo hacía sentir muy mal.

Si tú no tienes la más firme decisión de hacer algo, nunca lo vas a conseguir. Es cierto que hay formas de ayudarte a lograr esos objetivos, por eso es que debes trazarte metas que sean medibles, ni que sean demasiado grandes. Esas metas deben tener una serie de actos a seguir, pero si tú no has tomado la firme decisión de conseguir lo que te estás proponiendo, por mucho que realices cada acción una a una, créeme que nunca vas a lograr tu propósito.

Si quieres ir al gimnasio para encontrarte bien físicamente, pero no tomas la decisión de tener una vida saludable en todos los aspectos, nunca vas a conseguir ir al gimnasio y mucho menos lograr ese tu meta

Por ejemplo, tus amigos han querido ir contigo a comer a una cadena de comida rápida, pero tú tienes la certeza de que te quieres cuidar, de que quieres cuidar tu salud, pide una ensalada que también las hay, y si tú no quieres beber, pues has decidido que no quieres tomar alcohol, cuando llegues a una discoteca, tómate un vaso de agua, una cerveza o coctel sin alcohol, pero siempre busca otras opciones.

El que vayas a la discoteca no implica que no puedas tener otras opciones, porque si tú has decidido firmemente de no tomar alcohol, no lo harás. Y además, por experiencia propia, cuando
decidí comenzar a implementar los hábitos que me ayudarían a alcanzar los objetivos que yo me marqué, era porque había tomado la firme decisión de lograrlo.

¿Quieres saber como yo lo logro?¿qué es lo que hago?, ¿cuál es mi truco?; para afianzar esa decisión, hago dos listas: la primera sería con las cosas que pierdo si no consigo alcanzar mis objetivos, y la otra con las cosas que dejaría de ganar. Si no consigo alcanzar mis objetivos, me anclo a esas dos listas. ¿Qué quiero decir con esto? Pues déjame darte un ejemplo de lo que yo hacia que cada vez que se ponía delante de mi.

Yo he decidido no comer más comida basura, y de repente, me veo en un restaurante de comida rápida con unos amigos, cuando yo voy a pedir, lo primero que hago es pensar en esa lista: ¿qué voy a perder si yo me como ahora una hamburguesa? ¿y qué dejó de ganar después
de comerme esa hamburguesa?

Al pensar eso y al estar segura de que yo lo que quiero es una vida saludable, porque quiero mantener no solamente un cuerpo 10, sino una buena salud (y para ello sabemos que tenemos
que alimentarnos de manera correcta).,Así nos olvidamos de enfermedades y de muchos problemas que son consecuencia una mala alimentación; si yo me agarro a eso habiendo tomado la firme decisión de hacerlo, no necesitaré nada más.

Te animo a que revises tu lista de propósitos de este año y que tomes la firme decisión de cumplirla, será la única forma que tendrás éxito y estaréis en ese 8% de personas que consiguen acabar sus propósitos.

¡Hasta pronto!, gracias.