• “Es que no puedo evitarlo, pero te prometo que ya no lo voy a hacer más”
  • “Lo voy a hacer por ti”
  • “Que de verdad voy a cambiar, a partir de hoy todo será diferente”
  • “Sé que puedo hacerlo”

Son las excusas que le escuché el otro día decir a un hijo drogadicto a su madre para que le dejara volver a casa. Vale, era una película, pero estaba basada en un hecho real. 

Todos sabemos que estas situaciones se dan a diario en hijos drogadictos, maridos borrachos o maltratadores. Ponen una y otra excusa que al final no cumplen. Exactamente las mismas que te da tu subconsciente para no cambiar, y seguir haciendo lo mismo un día tras otro.  Y mientras tanto esperas que tu situación cambie; esperas un milagro para conseguir alcanzar lo que te has propuesto: un trabajo nuevo, cambiar de casa, encontrar pareja o comprarte una isla desierta para perderte.

Tu subconsciente, no quiere que salgas de tu zona de confort, no quiere que vivas la vida que tú deseas. ¿Pero, por qué? Es instinto de supervivencia, así de simple. Tu cerebro reptiliano intenta que no mueras, como cuando vivíamos en las cavernas. Así que, o le explicas a tu cerebro que ya no vives en la prehistoria y te enfrentas a él o tu vida seguirá exactamente igual que ahora mismo, ni más ni menos. Bueno, a peor siempre puede ir. Pero, si continúas haciendo lo mismo de siempre, a mejor nunca cambiará.

«Espero que te hayan gustado mis consejos de hoy, y me encantaría conocerte un poquito mejor para seguir publicando contenido que te interese y creando REGALOS para ti, por lo que necesito que, si eres tan amable, me rellenes la siguiente encuesta»

RELLENAR ENCUESTA

Y NO TE OLVIDES SEGUIRNOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES PARA NO PERDERTE NADA: