Hola, hola soñadora!!

Hoy vengo a hablarte de un hábito que para mi es primordial: MADRUGAR.

Dime, ¿tú eres de las que suele levantarse temprano o de las que apaga el despertador mil veces antes de levantarse?

Quiero hablarte de los beneficios que supone el madrugar. Si te levantas temprano puedes hacer todas esas cosas que acabas postergando por falta de tiempo. Por ejemplo: hay gente que dice: «ya haré ejercicio cuando venga de trabajar», pero cuando llegan de trabajar están tan cansados que no lo hacen. Pero si te levantaras una hora antes de lo que sueles hacerlo, puedes dedicarla por ejemplo a hacer el ejercicio.

También puedes dedicarla para leer. En definitiva, puedes aprovechar ese ratito para aprovechar a hacer cosas que después de estar todo el día trabajando, aunque pongas muy buena voluntad para hacerlas, no las llegas a hacer.

Aprovecharás el tiempo. Si madrugas, podrás realizar tus tareas más pronto y aprovecharás el resto del día para disfrutar u otras cosas que te apetezca hacer.

Puedes estudiar algo que te gusta, que te apasiona pero que nunca sacas el tiempo para ello. Tal vez incluso, si lo dedicas a estudiar eso que tanto te gusta, podrías incluso dedicarte a vivir de ello y poder dejar ese trabajo que no te gusta, si es tu caso.

Si quieres aprovechar tu tiempo, si quieres ser más productivo, aprender algo que te apasiona, tener tiempo para ti, para hacer deporte, si quieres tener para emprender, solo tienes que echar el reloj hacia atrás tu despertador y ponerlo una o dos horas antes. Comenzarás a notar los cambios rápidamente, porque aprovecharás tu tiempo.

Y me dirás : si adelanto el reloj estaré echa polvo cuando me levante. Y ¿por qué? porque estás acostumbrada a acostarte muy tarde , ¿no?.

Pero si te empiezas a levantar más pronto, tendrás que acostarte antes, pero eso también tiene sus beneficios. Porque no romperás los biorritmos del cuerpo, dejarás de hacer cosas que no te aportan como ver una serie de televisión, o una película. Sí! yo también veo películas alguna noche, pero no todas. Y tampoco me gusta estar enganchada a una serie porque pienso que eso no me aporta nada. La pregunta que me hago es: ¿esto me ayudará o aportará algo para llegar a los objetivos que me he marcado? Si la respuesta es no, no lo hago. Acostarme temprano supone que cuando madrugue por la mañana no esté cansada.

Así que yo te animo a que comiences a dejar el mal hábito de acostarte tarde y de levantarte tarde y comiences a implementar el buen hábito de acostarte temprano y levantarte temprano, para poder utilizar ese tiempo para mejorar físicamente, para aprender algo que llevas tiempo queriendo aprender, para leer, para agendarte bien tu día, para hacer yoga, meditar, para comenzar bien el día y para aprovechar las horas del día y que después cuando vengas de trabajar puedas aprovechar esas horas con tu familia.

Para ello, un truco que yo suelo utilizar es no poner el despertador al lado de la cama, porque eso te lleva a poder apagarlo enseguida. Yo lo que hago es poner el despertador fuera de mi habitación y así sí o sí me tengo que levantar a apagarlo. Y una vez que ya me he levantado pues ya es más difícil pensar en volver a echarme.

Madrugar es algo realmente valioso y yo te animo a que comiences a ponerlo en práctica. Cuéntame en comentarios si ya madrugas y para qué utilizas ese ratito de más.

 

¡Hasta pronto soñadora!

 

«Espero que te hayan gustado mis consejos de hoy, y me encantaría conocerte un poquito mejor para seguir publicando contenido que te interese y creando REGALOS para ti, por lo que necesito que, si eres tan amable, me rellenes la siguiente encuesta»

RELLENAR ENCUESTA

Y NO TE OLVIDES SEGUIRNOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES PARA NO PERDERTE NADA: