Hola, hola soñadora!!

Hoy quiero hablarte de dónde puedes encontrar tu felicidad, ¿lo adivinas? Voy a empezar contándote una leyenda, una historia sobre unos Dioses que estaban en la tierra y que tenían un gran secreto que guardar. Este secreto era EL SECRETO DE LA FELICIDAD.

Los Dioses le estaban dando vueltas a dónde podrían guardar ese gran secreto. Y el Dios de la montaña dijo: «yo lo guardaré en lo más alto de mi montaña y así el hombre nunca podrá encontrar este gran secreto».

Pero uno de los Dioses, el más tímido y pequeño dijo: «Perdona, es que resulta que el hombre es muy inteligente y encontrarán la forma de poder llegar a la cima de la montaña por muy alta que esta sea».

Todos los Dioses se quedaron pensativos hasta que dijo uno de ellos (el Dios del Mar): «yo tengo otra idea: podemos esconderlo en lo más profundo del océano donde nunca podrán encontrarlo».

De nuevo el Dios pequeñito dijo: «perdonar pero creo que os volvéis a equivocar porque el hombre que es muy inteligente ya mismo encontrará la manera de bajar al fondo del mar y encontrar el secreto».

Todos los Dioses estaban pensando qué hacer entonces, dónde esconder el gran secreto y entonces le preguntaron al pequeño Dios: «Tú que sabes tanto sobre el hombre, ¿dónde propones tu que guardemos este gran secreto de la felicidad para que nunca nadie, ningún hombre lo encuentre?».

El pequeño Dios dijo: «pues en el único lugar donde no van a mirar nunca, en SU INTERIOR, ahí no lo van a encontrar jamás».

Y es que es cierto, siempre intentamos buscar la felicidad en cosas externas, en cosas superfluas, en otras personas, en un trabajo, en una casa, en un coche, en una amistad, en un hijo, en viajar. Pero realmente nos olvidamos que el GRAN SECRETO DE LA FELICIDAD está en nuestro interior. Si tú no eres feliz contigo misma, nunca vas a poder encontrar la felicidad.

 

Espero que esta pequeña historia te haya hecho reflexionar y que a partir de hoy comiences a preguntarte: ¿yo realmente estoy feliz con quién soy, con lo que hago, con cómo soy?. Y si no es así, comenzar a tomar acción para poder poner remedio a todo esto.

 

«Espero que te hayan gustado mis consejos de hoy, y me encantaría conocerte un poquito mejor para seguir publicando contenido que te interese y creando REGALOS para ti, por lo que necesito que, si eres tan amable, me rellenes la siguiente encuesta»

RELLENAR ENCUESTA

Y NO TE OLVIDES SEGUIRNOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES PARA NO PERDERTE NADA: